Diccionario retail: términos imprescindibles sobre tecnología
Implementar herramientas tecnológicas en el pequeño comercio implica incorporar conocimiento. El primer paso es saber cuáles son algunos de los conceptos esenciales de la transformación digital.
17 | OCT | 2019

La tecnología ya es protagonista en varios comercios. Su implementación permite mejorar la relación con el cliente, gestionar mejor las tareas, tener mayor control sobre el inventario o analizar datos para tomar mejores decisiones.

 

A partir de la transformación digital del comercio minorista, es clave conocer mejor todas las ventajas que un negocio puede obtener gracias a la tecnología y cuáles son los dispositivos o herramientas más adecuadas para hacerlo. Este diccionario de tecnología para el comercio minorista presenta algunos conceptos indispensables.

 

Diccionario retail sobre tecnología

 

Beacons. Son unos pequeños dispositivos de bajo consumo que emiten una señal Bluetooth. Pueden localizar dispositivos móviles cercanos y transmitirles mensajes, con un alcance de entre 40 y 70 metros. Como cualquier hardware dependerá de un software o firmware que controle lo que se quiere enviar al cliente, en qué momento, o a qué acción de las personas responde. Son muy útiles en espacios grandes para guiar a los clientes dentro de la tienda y para conocer sus recorridos: enviar información sobre productos destacados, ofertas, etc.

 

Big Data. Hace referencia a cantidades tan grandes y complejas de datos que es necesario un proceso especial para comprenderlos. Estos procesos (mediante software) tratan de encontrar patrones o repeticiones para predecir comportamientos de compra o futuras necesidades de los clientes. En un pequeño o mediano negocio no suele haber tal cantidad de datos. Se puede empezar por el little data y aprender más sobre los clientes y el negocio.

 

Cloud (o Cloud Computing). Puede hacer referencia al uso de software o de almacenamiento de datos “en la nube”. Es decir, en servidores remotos conectados con la computadora del negocio o las de los clientes. Es la mejor forma de llegar a ofrecer experiencias omnicanales y de controlar el comercio desde donde sea. Muchas aplicaciones cloud son de uso cotidiano: Google Drive, iCloud o Mailchimp.

 

Digital Signage. O señalización digital. Son pantallas que se pueden ver en locales. A diferencia de la cartelería o señalización clásica, la señalización digital ofrece varias alternativas: cambiar según la hora del día, mostrar los productos más vistos en la tienda online, mostrar algo diferente según el perfil de una persona que se acerque. Se lo puede combinar con un software que reconozca ciertos datos (el tiempo atmosférico, los likes de facebook, la analítica web, el tráfico en el interior/exterior del local), y adapte el mensaje a las circunstancias.

 

Guest WiFi. Es una forma de ofrecer WiFi a las personas que visitan el local a través de un portal en el que tienen que loguearse e introducir varios datos. Es habitual en hoteles, restaurantes, centros comerciales o aeropuertos. Es una forma ideal de saber más sobre los clientes, con qué frecuencia vienen, cuánto tiempo están en el local, etc. Además, se les puede pedir permiso para enviarles información, promociones o nuevas campañas.

 

Inteligencia Artificial. La inteligencia llevada a cabo por máquinas: imitando razonamientos o comportamientos de los humanos. Sacar conclusiones de biga data, los chatbots o usar datos de la análitica in-store para poner en marcha campañas visuales en pantallas de digital signage son algunos de los usos de la inteligencia artificial en retail.

 

Internet de las Cosas. Es la conexión entre los objetos e internet. Es posible conectar un objeto por WiFi o Bluetooth. En retail también se está usando la tecnología RFID para conectar productos, especialmente para el control del stock o para conocer la ubicación de cada uno en cada momento. El uso de digital signage también es un ejemplo de las “cosas” conectadas. Además, algunas marcas están desarrollando productos conectados (zapatos, mochilas o maletas, prendas de abrigo), que gracias a su conexión envían datos al usuario o reaccionan para adaptarse al entorno.

 

Mapas de calor. Se obtienen gracias a cámaras y te permiten identificar las zonas que más recorren los clientes o en las que pasan más tiempo. Es una herramienta muy interesante de analítica in-store. Gracias a los datos obtenidos serán capaz de optimizar mejor el surtido y el espacio de tus puntos de venta.

 

Realidad aumentada. Permite visualizar el mundo real a través de un móvil u otro dispositivo, con información virtual añadida. Combina elementos reales con otros virtuales. Los clientes pueden ver los productos instalados en su casa, probarse ropa que no está en el local, o recorrer el espacio del punto de venta descubriendo objetos o historias virtuales.

 

Retail Intelligence o Business Intelligence aplicado al comercio. Es una forma de gestionar el negocio en retail, teniendo en cuenta el análisis de datos, tanto internos como externos. También hace referencia al software usado para recoger, procesar y analizar esos datos.

 

Fuente: Doctora Retail.