Hiperfísicos y muy experienciales: nuevos perfiles de locales comerciales
Las tiendas físicas mantienen su capacidad para generar experiencias de compra atractivas que determinan las decisiones de los clientes.
12 | MAY | 2022

A diferencia de lo que aseguraban muchos especialistas, la crisis causada por la pandemia y el miedo al contagio -que en un primer momento hizo que el ecommerce subiera de forma notable-, el comercio minorista tradicional sigue vivo. Los locales comerciales siguen siendo polos de atracción, aunque son muy conscientes de que su supervivencia se asienta en una realidad que podría ser mucho mejor.

 

Por este motivo, el retail trabaja para reorientar qué hace y cómo. El uso de la tecnología y la creación de nuevas tiendas automatizadas y sin contacto es una de esas opciones.


Pero no es la única. A la hora de diseñar cómo serán los locales del futuro, el sector también está trabajando en la creación de nuevos modelos que hacen foco en las experiencias.

 

Según un análisis de Glossy, el futuro de las tiendas podría pasar por una realidad hiperfísica y muy orientada al retail experiencial.

 

¿Cómo son estas tiendas hiperfísicas y tan llenas de experiencias?

 

Los expertos lo resumen con la idea de centrarse menos en construir vidrieras impresionantes de forma visual y más en diseñar un antídoto al metaverso. Lo importante ya no es solo cómo se ve o cuántas ventas se cierran. La estrategia de marketing del retail debe ir más allá, tocar muchos más puntos y ser casi una apuesta holística.

 

Así deben ser los locales

 

Las tiendas deben tener más alma, más espíritu. Se podría decir que tienen una identidad más clara. Sobre todo, lo importante es lo que los consumidores viven allí, como ha enseñado el boom durante estos últimos años del marketing de la experiencia.

 

En estos nuevos locales hiperfísicos, los consumidores acceden a un nivel superior de experiencias culturales, personales y memorables. Esto es, la tienda se convierte en un espacio que va más allá de vender y en el que el consumidor vive y siente cosas.

 

De hecho, no se trata solo de probar productos, tocarlos o usar tecnología para ir un paso más allá a la hora de descubrir qué tiene esa marca que ofrecer. Ahora, las tiendas deben ser también espacios de entretenimiento: enriquecedoras, emocionantes, etéreas y exclusivas.


Fuente: Puro Marketing.